El 11 de octubre de 2021 comenzó la eficacia de la Ley Antifraude 11/21, con la meta de hacer frente al fraude fiscal. Entre los diferentes cambios, se deniega la utilización de sistemas informáticos que puedan tergiversar la contabilidad y en lo que haya la posibilidad de falsificar las cuentas de una compañía.

¿De qué trata?

El Proyecto de Reglamento de la Ley Antifraude determina los requisitos que requieren los sistemas informáticos de facturación usados en las actividades empresariales y profesionales para asegurar la integridad, mantenimiento, accesibilidad, comprensibilidad y trazabilidad de los registros de facturación, como aclara la Ley General Tributaria.
Específicamente, trata sobre luchar contra lo que se entiende como “software de doble uso”. Estos son programas informáticos y electrónicos que consiente a los usuarios disponer de una contabilidad B, facturando así sin deber de declarar sus ingresos.

¿Qué se entiende por software de doble uso?

Se les llama así a programas informáticos que aprueban llevar una facturación o contabilidad doble. Este permite a una empresa cuadrar su contabilidad ocultando cobros puntuales, generando una “caja B”, la cual no es perceptible por la Agencia Tributaria.
Un ejemplo es la TPV de un bar. Esta podría cobrar todas las consumiciones con normalidad, pero a partir de cierta cantidad de ingresos diarios, se dejarían de tener en cuenta. Durante el último ejercicio fiscal, la Agencia Tributaria reguló 300.000.000 euros como resultado de sus actos contra este software.

¿Cuál es el objetivo de la Ley Antifraude 11/21?

El objetivo de esta ley es poner fin a la facturación y doble contabilidad que evite o modifique, las anotaciones transaccionales efectuadas, denegando la producción y tendencia de programas o sistemas informáticos que aprueben la tergiversación de cualquier dato contable o de gestión.

¿Qué se percibe como infracción tributaria?

Se considera infracción, la manufactura, producción, venta y posesión de programas informáticos que incumplan con los requerimientos de la ley. Un software de doble uso será aquel programa informático que consienta:

  • Llevar diferentes contabilidades.
  • No ser transparente con la anotación de transacciones llevadas a cabo.
  • Apuntar transacciones diferentes a las anotaciones hechas.
  • Modificar transacciones ya guardadas omitiendo la normativa aplicable.
  • Incumplir con las especificaciones técnicas que aseguren la integridad, mantenimiento, accesibilidad, comprensibilidad, trazabilidad e inmutabilidad de los registros.
  • Estar sin certificar. Estando obligado a hacerlo, por reglamento, los sistemas manufacturados, producidos o vendidos.

Cantidad de las sanciones

Las multas por incumplir la Ley Antifraude pueden variar entre los 1.000 y 150.000 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción. Según el BOE, la infracción…

  • Se penará con multa pecuniaria fija de 150.000 euros por cada ejercicio económico en el que se haya vendido, y por cada tipo diferente de sistema o programa informático o electrónico que sea motivo de infracción.
  • Se sancionará con 50.000 euros por cada año para los usuarios, por uso de programas no certificados o por cambiar los que estén certificados.
  • La multa pecuniaria será 1.000 euros por cada sistema o programa vendido en el que falte el certificado.

¿Cuál es la fecha de aprobación?

Fue el 11 de octubre de 2021 cuando se activó la Ley Antifraude 11/21.
¿Para qué tomar riesgos? Con el software de Vega gestión no hay cabida para la preocupación, ya que hay un gran trabajo detrás para conseguir que nuestros programas cumplan con todo lo requerido por Ley.

 

    Los datos serán recogidos para gestionar la agenda de contacto para comunicaciones propias del negocio establecido, acciones promocionales por el responsable de los ficheros (ubicados en territorio de la unión europea) que es VEGAGESTION GALICIA S.L. (B27402569). Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad. Puedes consultar, rectificar o cancelar tus datos dirigiéndote al responsable del fichero mediante correo electrónico en la dirección vegagestion@vegagestion.es.