cuales-son-los-pronosticos-para-la-ciberseguridad-en-2018-1920

S21sec es una empresa especializada en servicios y tecnologías de ciberseguridad que ha publicado el Informe de Ciberseguridad 2018. En él se recogen las principales predicciones en materia de seguridad informática para este año.

Tendencias

Según los expertos, el escenario de partida es el siguiente:

  • Aumento generalizado del cibercrimen.
  • Aparición de incidentes a gran escala y con un impacto mediático muy alto.
  • Consolidación de nuevas técnicas aplicadas al cibercrimen como el machine learning o los algoritmos predictivos.

Ante esta situación, se prevé que en el 2018 los ataques en internet se incrementen suponiendo un reto para la ciberseguridad.

Predicciones destacadas

Entre las 27 previsiones que apuntan desde S21sec las más importantes son:

  • Un objetivo principal para el malware serán los dispositivos móviles.
  • Se producirán nuevas ofensivas como WannaCry por aumentar la virulencia de las ciberarmas y los exploits de día 0.
  • Los mineros de criptodivisas reemplazarán parcialmente al ransomware.
  • Los ataques masivos serán más grandes e inteligentes.
  • A partir de este año se acelerará la externalización de las operaciones de seguridad.
  • Las organizaciones globales deberán elevar la exigencia en la gestión de amenazas porque existen prioridades y objetivos según las distintas zonas geográficas para los cibercriminales.
  • Las campañas de ataque dirigidas a personas de alto perfil aumentarán, es lo que se conoce como spear phishing.
  • Los SOC (Centros de Operaciones de Seguridad) necesitará adoptar medidas de automatización y orquestación.
  • Las pequeñas y medianas empresas tampoco se librarán de las acciones de los ciberdelincuentes, aunque sean los sectores menos afectados hasta el momento.
  • Otros hacktivistas serán los grupos activistas.
  • Los servicios públicos en los países occidentales serán uno de los principales objetivos de la ciberdelincuencia. De este modo, el robo de información estratégica se convierte en un motivo más de conflicto en materia de política.

Fuente: Interempresas